Terminal Pacífico Sur Valparaíso difunde video sobre el impacto de la Ley Corta Portuaria

Viernes 18 de julio de 2014

Terminal Pacífico Sur Valparaíso (TPS) difundió un video explicativo sobre el impacto y costos que tendrá el proyecto de la  Ley Corta Portuaria que  se discute hoy en el Congreso Nacional.

Esta ley, entre otras cosas, propone que se suspendan las faenas de los puertos del país a la misma hora en cada uno de los tres turnos que se realizan al día, para que los trabajadores hagan uso del descanso de colación. Sin embargo, las empresas portuarias han advertido el impacto y costos que tendría dicha paralización de faenas al afectar la continuidad del servicio.
El video aclara que es falso que las empresas portuarias no quieran otorgar el descanso diario para que sus trabajadores puedan descansar y comer, ya que, actualmente, los puertos cuentan con sistemas de turnos, que aseguran la continuidad del servicio de transferencia de carga, a la vez que conceden a sus trabajadores en forma alternada el descanso para colación.


"Resulta increíble pensar que frente a una realidad acordada y diseñada en conjunto con los trabajadores que mantiene los puertos competitivos, se desee ahora que todos los puertos tomen una medida que impactara en el 20% de la capacidad competitiva de los puertos", afirmó el gerente general de TPS Valparaíso, Francesco Schiaffino.
Para los portuarios, la paralización de faenas provocaría consecuencias tales como: tiempos de espera, congestión y molestias para la ciudad. En términos económicos sólo en infraestructura portuaria, el país tiene invertido más de 20 mil millones de dólares y la paralización de faenas significará una redución de 1,5 horas de trabajo por turno y 4,5 horas diarias perdidas de un total de 22,5 de trabajo, es decir, un 20% de uso de la infraestructura portuaria perdido. "Son cuatro mil millones de dólares de inversión botados a la calle", asegura el video.


TPS plantea llegar a acuerdos y dejar abierta la alternativa para que las empresas portuarias y sus trabajadores puedan libremente acordar el relevo con plena garantía de respeto de sus derechos, siendo esta "una visión moderna y ganadora para Chile".