TPS amplía superficie para contenedores (02-08-06)

Aumenta capacidad de andenes reefer para la próxima temporada de fruta

FOTO_01
W:300
H:243
59,9 kbCon una superficie adicional para acopio de contenedores cercana a los 3.000 metros cuadrados contará TPS una vez que finalicen los trabajos de ampliación de áreas de respaldo, que se realizan desde comienzos de julio junto al Sitio Uno, con el fin de afrontar el mayor movimiento de carga que está captando Puerto Valparaíso y la empresa concesionaria de su principal frente de atraque.

Este proyecto se sustenta en la mayor demanda que existe por superficie para almacenar carga en contenedores, la que se obtendrá mediante la demolición del Almacén Nº 2, ubicado en el extremo del Terminal, colindante con el molo de abrigo.

Corresponde a un edificio de cuatro pisos, con 2.700 metros cuadrados de planta, que se ocupaba antiguamente cuando las necesidades apuntaban a disponer de una mayor capacidad de almacenamiento techado, debido a que la carga se manejaba principalmente suelta.

En su lugar quedará una superficie abierta donde se habilitarán otros dos andenes reefer, con conexiones eléctricas para 140 contenedores.

El proyecto debe estar finalizado en diciembre de este año, coincidentemente con el inicio del periodo fuerte de embarque de fruta fresca de exportación, que suele extenderse hasta mayo del año siguiente.

Estos trabajos tienen relevancia debido a la tendencia que se está verificando en los últimos años, consistente en sustituir la antigua modalidad de embarque de fruta en pallets por contenedores refrigerados, y a la relevancia de Puerto Valparaíso -embarca más del 60% del total nacional- en la exportación de este producto de primera importancia para Chile.

Estos trabajos se enmarcan en el Plan de Desarrollo asociado a la operación del Terminal Nº 1 de Puerto Valparaíso, centrado en la modernización de la gestión, capacitación y adquisición de equipamiento portuario con tecnología de punta.

Gracias a este plan, TPS tiene la capacidad necesaria para absorber y manejar eficientemente el aumento de volumen proyectado en los próximos años.