Aumentó exportación de fruta en contenedores (18-04-08)

Crecimiento permitió atenuar déficit de fruta embarcada en la temporada

FOTO_01
W:350
H:247
55,5 kbUn explosivo aumento, superior al 50%, se verificó durante el mes de marzo en relación a igual mes de 2007, en las exportaciones de fruta en contenedores en TPS, resultado que confirma el sostenido incremento que ha venido registrando esta modalidad de embarque en el principal operador de Puerto Valparaíso, responsable de más de la mitad de los envíos chilenos al exterior.

Al comparar febrero con marzo de este año, el aumento se empina a un 141%, desde 62.586 toneladas en el primer mes a 151.091 toneladas en el segundo. Lo anterior constituye un crecimiento completamente inusual, si se tiene en cuenta que la diferencia entre ambos meses de 2007 había sido de sólo un 30%.

Este mayor protagonismo del contenedor como medio de embarque es plenamente coincidente con las proyecciones de crecimiento de TPS, que en sus ocho años de operación ha concentrado gran parte de sus inversiones en tecnología portuaria de última generación, destacándose a la fecha como el Terminal más moderno y mejor equipado en la costa oeste de Sudamérica.

En cambio, los embarques de fruta paletizada experimentaron en marzo una nueva baja, que alcanzó a un 49,2% respecto de igual mes de 2007, lo que mantiene en alrededor de un 40% menos la cantidad de fruta exportada bajo esta modalidad, al comparar el primer trimestre de este año con el de 2007.

Se mantiene déficit

El repunte de marzo en las cifras en contenedores permitió atenuar el déficit que ha caracterizado a la presente temporada exportadora en el principal puerto de Chile, pero no consiguió revertir el resultado negativo que se acumula en relación con el periodo anterior, que a la fecha totaliza un 17,8%.

Durante los primeros tres meses de este año, se han exportado por TPS 432.688 toneladas de fruta, en comparación con 526.560 toneladas en el mismo lapso del 2007.

Al igual que en los primeros dos meses del año, este resultado es una clara consecuencia de las bajas temperaturas registradas durante el último invierno en la zona centro-sur de Chile, que afectaron de manera irreversible a la producción destinada a los mercados externos. La baja cotización del dólar también ha influido notoriamente en esta baja de las exportaciones.

En este momento, los embarques han asumido una curva descendente, propia del fin de la temporada, luego del último "peak" registrado entre el 5 y 6 del presente mes, en que trabajaron en TPS siete naves fruteras, coincidiendo con el término de los envíos hacia Estados Unidos.