Extensión 120 Metros

Un proyecto necesario para mantener la competitividad portuaria de Valparaíso

La industria portuaria mundial ha experimentado en los últimos años importantes transformaciones que han generado, a su vez, adecuaciones por parte de los principales actores involucrados en el negocio, principalmente en lo que tiene que ver con las inversiones portuarias para inyectarle más competitividad a los distintos terminales.


De acuerdo a las estimaciones, Chile tiene una participación de aproximadamente un 10% del mercado de contenedores en Latinoamérica (al considerar los puertos de México, Centro América y Sudamérica). Si nos fijamos solamente en los países de la costa oeste de Sudamérica, la participación de Chile sube de manera muy importante, llegando al 50% de la carga.


En el año 2003, un 65% de la carga era movilizada en contenedores y el 35% restante como carga suelta. Al año 2012, la contenerización de la carga alcanzó un 84% del total, lo que muestra el crecimiento y la importancia que ha tenido este tipo de carga en los puertos nacionales.
Otra de las modificaciones importantes de la industria da cuenta que las principales navieras del mundo están prefiriendo operar con naves de grandes dimensiones (Post Panamax), las que empezaron a llegar a la costa oeste de Sudamérica hace algunos años y permiten una disminución de costos a través de un mejor aprovechamiento de las economías de escala.


Según las proyecciones de la revista Alphaliner, se estimó para el año 2013 que el 73% de las naves entregadas por pedidos fueran del tipo PostPanamax, con esloras mayores a 300 metros, confirmando la tendencia de la industria a la utilización de este tipo de naves. En 2012, el 14% de las naves full container atendidas por Terminal Pacifico Sur (TPS) superaron los 290 metros.


En este contexto es que va tomando forma el proyecto de ampliación en 120 metros del Terminal N° 1 del Puerto de Valparaíso operado por TPS. La licitación bajo modalidad EPC (Engineering, Procurement and Construction) fue adjudicada el 2 de mayo 2013 a la empresa constructora BELFI y se espera que la construcción comience a principios del 2015 y la obra este 100% operativa a comienzos del 2016.


En concreto, la ampliación del Terminal N°1 permitirá recuperar una importante capacidad de carga que se había perdido hace aproximadamente dos años, cuando comenzaron a arribar a Valparaíso naves portacontenedores de más de 300 metros de eslora. Esto se explica porque en las condiciones actuales, el Terminal 1° no puede atender simultáneamente a dos naves de este tipo. Al extender el frente de atraque de 620 a 740 metros, la capacidad se amplía, pudiendo atracar a la misma vez dos naves Post Panamax.

Imagen foto_00000004

En complemento a la extensión del frente de atraque Nº 1 y enmarcado en el cumplimiento del contrato de concesión, TPS estabilizará sísmicamente y repavimentará los sitios 4 y 5, lo que permitirá mejorar las condiciones operacionales y calidad de servicio ofrecido a los buques de carga hortofrutícola, carga suelta y cruceros de pasajeros. Asimismo, la empresa adquirirá tres nuevas grúas tipo Post Panamax de última generación, con el objetivo de atender de forma más óptima y ofrecer un mejor servicio a las nuevas naves full container que recalarán en Valparaíso.

 

Para el gerente general de TPS, Francesco Schiaffino, todas estas obras son de vital importancia considerando el estado actual de la industria. "El proyecto de extensión no apunta a aumentar la capacidad de TPS, sino a mantener los actuales niveles de operación considerando todos los cambios que hemos experimentado en los últimos años.

 

Adicionalmente este proyecto confirma el compromiso de TPS por darle al puerto las condiciones necesarias para continuar siendo un actor relevante en el mercado nacional y mundial", apuntó el ejecutivo.
Cabe señalar que los trabajos de ampliación permitirán seguir atendiendo a las naves que actualmente recalan en los sitios N° 4 y 5, las que son de mucho mayor envergadura que las embarcaciones de lancheros que operan en el Muelle Prat, las que también podrán seguir operando con absoluta normalidad.

 

De manera complementaria, la ampliación del Terminal 1 incluso puede potenciar la operación turística de todos los actores del Muelle Prat ya que el terminal quedará en condiciones de recibir a Grandes Cruceros (más de 300 metros de eslora), favoreciendo con ello la llegada de miles de visitantes que año a año llegan a nuestro país por el Puerto de Valparaíso.

 

"La concreción de este proyecto también da cuenta de la voluntad de las partes por generar iniciativas que favorezcan integralmente la operación portuaria y turística, favoreciendo con ello el posicionamiento que Valparaíso ha ido adquiriendo en el contexto internacional", concluyó Francesco Schiaffino.